jueves, agosto 30, 2007

Un gordo por Nicole

El periodista Horacio Cecchidiario realizó para Página 12 una crónica con lo sucedido ayer con el desnudo imaginario de Nicole Neumann en Corrientes y Lavalle. Todos se quedaron con las ganas de Nicole, pero su ausencia estimuló la aparición de un singular personaje, que quizo sacarse la ropa. Y lo hizo. Relata la crónica:

A eso de las cuatro y media la multitud se desató. En realidad, la desató un gordito, trepado al techo de un auto particular cuyo dueño no apareció o prefirió hacer como que no estaba. El gordito, un perfecto desconocido, comenzó a alentar a la multitud cual barra brava, gesticulando con su mano hacia adelante como quien grita en el tablón.

A falta de Nicole...

El ansia de la multitud, la ausencia de Nicole, el dique que se resquebrajaba, los perros de Pavlov. En fin, no se sabe por qué el gordito se sacó el pulóver, se levantó la remera, mostró la panza cargada de levadura de cerveza y asado, bailó, se quitó la remera, mientras la multitud gritaba. Fue el principio. Bailó al grito de Nicole, y se bajó los pantalones. De no creer. La multitud le gritaba de todo, “chizito” fue lo de menos. El gordo, para tener en cuenta por cualquier político en campaña, enardeció a la multitud cuando amague va amague viene quedó al desnudo, un horroroso intento de metáfora de Nicole.

Leer nota completa: Página12

1 comentario:

Bepo dijo...

Lo dije y lo sotengo, por acitud banco al gordo nudista que tomó tan al pie de la letra la consigna que no se sabía si lo hacia contra el uso de pieles, por la protección de los lobos marinos o, dado las temperaturas de agosto, el actual precio del maní.